Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Escuchar
12/07/2017
El asesinato de Claudio

El lado B

La violencia machista y sus expresiones.
Por: Andrea Villar

Imagen de portada: fotomontaje de Mirta Eberhardt.

A Claudio lo violaron, lo golpearon hasta matarlo y lo tiraron a una fosa destinada a arrojar desechos de un frigorífico.

La violencia machista tiene su lado A: en Argentina ocurre un femicidio cada 30 horas. Expresión de la "mímesis de los hombres con la posición de poder de sus pares y opresores [que] encuentra en ellas las víctimas a mano para dar paso a la cadena de mandos y expropiaciones" (1). 

La violencia machista tiene su lado B: su primera víctima es el varón.

"La primera víctima del mandato de masculinidad es el hombre. Es aquel que comienza con el bullying, que se inicia en la familia, con el primo o el hermano que es más grande. Esto causa frustraciones. Y la causa de la violación es la frustración masculina" (2). 

El problema es que los hombres “no lo saben porque no consiguen verse o colocarse como víctima, porque sería su muerte viril”, dice la antropóloga Rita Segato. El mandato de masculinidad que los subjetiva desde nacidos, les exige mostrarse “hombres” ante los demás y, en primer lugar, frente a la cofradía masculina.

"Es en la capacidad de dominar y de exhibir prestigio que se asienta la subjetividad de los hombres y es en esa posición jerárquica, que llamamos 'masculinidad', que su sentido de identidad y humanidad se encuentran entramados" (3). 

A lo largo de la vida, la masculinidad propia debe ser confirmada por los pares varones, continuamente. Cuándo el niño se convierte en “hombre”, es algo que ningún rito de iniciación establece ni certifica. La niña que comienza a menstruar se ha convertido en mujer. El niño… nada será determinante: tendrá que ponerse a prueba constantemente para demostrar su virilidad -potencia- masculina.

El lado A de la violencia machista, el que toca el horror de los femicidios, resulta de un campo de deconstrucción y de luchas abierto por el feminismo. El lado B, menos escuchado, también.

El caso de Claudio exhibe la violencia más cruda, incomprensible si la consideramos fuera del dispositivo de la crueldad –con sus miradas, gestos, pedagogías, prácticas- que naturaliza la ausencia de empatía, de ternura.

Violar, matar, desechar como basura. La violencia machista se ha cobrado otra vida.

No bastará con la ampliación de la conciencia de género en la sociedad. Habrá que articular lazos y pedagogías del cuidado y la ternura que desmantelen la trama de violencia en la que estamos atrapados. Construir una nueva educación sentimental que haga de nuestra común fragilidad una ocasión para extender la semejanza.

Ahora le toca al lado B ser escuchado:

"Creo que ese es el camino: que el tema [la violencia de género] salga de las manos exclusivas de las mujeres, (...) [que sea] reconocido como un problema de los hombres, cuya humanidad se deteriora y se degrada al ser presionados por la moral tradicional y el régimen de status a reconducirse todos los días, por la fuerza o por la maña, a su posición de dominación" (4).


(1) SEGATO, Rita, "La pedagogía de la crueldad", entrevista en Diario Página 12, 29 de mayo de 2015. Disponible en https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-9737-2015-05-29.html

(2) SEGATO, Rita, entrevista en Terapia de noticias, Diario La Nación, 20 de abril de 2017,  disponible en http://www.lanacion.com.ar/2014326-rita-segato-explica-que-pasa-por-la-cabeza-de-un-violador

(3) SEGATO, Rita, Las estructuras elementales de la violencia: contrato y estatus en la etiología de la violencia, Brasilia: Universidad de Brasilia, 2003. Disponible en http://www.escuelamagistratura.gov.ar/images/uploads/estructura_vg-rita_segato.pdf

(4) Ibíd.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal