Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Mirar
24/07/2012

Hecho a mano, bajo techo

Los manualeros de Punta Alta -al Sur de la provincia de Buenos Aires- no son aceptados en la feria de artesanos porque los elementos que utilizan no son naturales. Silvia Carrizo creó un sistema comercial y solidario “Ferias de Punta” en lugares cubiertos.

Silvia nos cuenta que ella trabaja con flores y frutos secos y la primera dificultad que tuvo para participar en la feria de artesanos en la plaza fue el pegamento que utilizaba en sus trabajos. El uso de este elemento le impidió formar parte de ese grupo.

A partir de esta imposibilidad, crea este sistema de Ferias para las que convoca a una institución benéfica y a todos los artesanos y manualeros que quieran participar. Se realiza en espacios cerrados: clubes, escuelas (públicos) y actualmente en el Bar Central (privado), ubicado en el centro de la ciudad. Esta alternativa que surge para resolver una instancia conflictiva en este lugar, funda una posibilidad de solución cooperativa.

Participo de la Feria número 40, está armada con 30 puestos y un porcentaje de lo recaudado será, esta vez, a beneficio del grupo de merenderos “Nudo a nudo”. Recorro stands en los que se venden productos de panadería, dulces, bandejas, muñecos, plantas, perfumes y jabones, muñecos, carteras, billeteras realizadas con bolsas de nylon recicladas, bijou, prendas de vestir, tejidos, objetos hechos con flores y frutos secos, ropa de blanco…Un mundo de gente va y viene. Niños venden rifas. Un escritor local conversa en una mesa con un grupo. “La fisura” ofrece buena música en el escenario. La Feria dura dos días.

A la par funcionan talleres para niños y adultos, el objetivo es que cada uno pueda confeccionar un objeto que luego se llevará: sean aros, títeres, bandejas, entre otros. Todos los materiales están a cargo de la organización.

“Arte y diseño” dice el cartel y todos se sienten parte de estos circuitos. Lo fundamentan demostrando el cuidando, la estética del producto y  el sentido práctico del objeto que realizan. Entienden que todo lo que surja del ejercicio de la creatividad y que implique la realización con las manos es realmente arte y debe ser valorado como tal. Silvia Carrizo, quien gerencia el emprendimiento agrega que lo importante para considerarse “arte” no tiene que ver con la técnica que se utilice, sino con lo creado. Son obras de arte se diferencian entre sí por pequeños detalles que convierten a cada una, en única e irrepetible.

En las Ferias de Punta de alguna manera queda garantizada la comercialización y promoción de los objetos a través de las instituciones del lugar. Trabajan en forma independiente en sus propios talleres y son apoyados por la población. Entre los feriantes han resuelto qué pueden vender y no se infieren situaciones conflictivas con el Municipio en relación a la administración del espacio, la higiene y los ruidos. Tampoco tensiones por la competencia comercial que comúnmente se plantea dado que los productos no están afectados por impuestos.

El sistema que Silvia Carrizo propone, al involucrar a instituciones de bien público y a otros comerciantes, tal vez disipe los conflictos que aparecen ante las propuestas de trabajo informal.

Hecho a  mano, bajo techo
Hecho a  mano, bajo techo
Hecho a  mano, bajo techo

Comentarios

.." lo importante para

.." lo importante para considerarse “arte” no tiene que ver con la técnica que se utilice, sino con lo creado"
Esta es la verdad, lo que le agrega valor es la creación que se haga con cualquier objeto, la originalidad, esto es único y es la marca de artista. Lástima no estar más cerca para visitarlos!!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Diseño: chouch - Programación: ConDrupal